Desayuno Molinero

El Desayuno Molinero viene históricamente, de la comida que celebraba en los molinos de aceite andaluces, el último turno de la noche junto a los molineros que entraban a trabajar por la mañana. Originalmente constaba de pan tostado, aceite y aceitunas, productos que se tenían a mano en el molino durante la campaña. En días importantes y de fiesta, también se añadían productos de la tierra o que traían los propios molineros, como bacalao, naranjas, tomates o chacinas de la zona.

El pan, se tostaba en la propia candela que servía para calentar el agua del molino. Se pinchaban las hogazas de pan de leña en una varilla de olivo seca y se acercaban al fuego hasta que el pan estuviera tostado.

El Aceite de Oliva Virgen Extra se cogía del propio molino, de las alberquillas o directamente del que goteaba de los capachos que estaban siendo prensados.

Las Aceitunas, eran partidas y aliñadas por los mismos molineros y aceituneros y estaban en el molino, siendo otra parte importante del banquete.

El café, también era elemento primordial de esta comida. Normalmente lo hacía «la casera» del cortijo y al igual que el pan, se calentaba en la candela.

Se tomaba de pie o sentado aportando todos en común algún manjar diferente que llevaban de sus casas, convirtiéndose en un banquete gastronómico. Tan importante como la parte culinaria del desayuno, era la parte social. El Desayuno Molinero se convertía en una pequeña fiesta donde los molineros y los aceituneros compartían charla, tertulia y en ocasiones especiales incluso cante y baile.

En nuestro Cortijo, desde 1885 venimos desarrollando en todas sus facetas nuestro Desayuno Molinero, una gran tradición que ha ido pasando de padres a hijos, de generación en generación.

Hoy en día, recuperando viejas tradiciones, celebramos el Desayuno Molinero con carácter lúdico, cultural y gastronómico.

Se trata de una comida, con la que empezamos el día, que se basa en el Aceite de Oliva Virgen Extra y en los productos locales de la dieta mediterránea. Un desayuno completo, que aporta la energía y los nutrientes necesarios para tener fuerza durante la mañana a la vez que beneficia nuestra salud.

Los ingredientes que componen el DESAYUNO MOLINERO ACTUAL:

El Aceite de Oliva

En su calidad VIRGEN EXTRA EN RAMA nos aporta una serie de ventajas incalculables para nuestra salud, hasta tal punto de convertirla en la grasa vegetal más beneficiosa para la salud humana, según afirman cada vez más numerosos científicos, médicos, investigadores, etc… Contiene un elevado contenido en grasas monoinsaturadas que en un consumo habitual contribuyen a la disminución de concentración de colesterol en la sangre.

Contiene también, una elevada tasa de vitamina E principal antioxidante que existe en la naturaleza (es uno de los pocos productos que la contienen en estado natural). Alto contenido de vitaminas A, D, E y K.

  • La investigación científica confirma que el aceite de oliva virgen extra:
  • Reduce el nivel de colesterol.
  • Disminuye el riesgo de infarto
  • Reduce las probabilidades de trombosis arteriales.
  • Disminuye la acidez gástrica.
  • Ofrece una acción eficaz de protección contra úlceras y gastritis.
  • Estimula la secreción de la bilis, y es el mejor absorbido por el intestino.
  • Regula el tránsito intestinal.
  • Beneficia nuestro crecimiento óseo y permite una excelente mineralización del hueso.
  • Es el más conveniente para prevenir los efectos deterioradores de la edad sobre las funciones cerebrales y sobre todo el envejecimiento de los tejidos y de los órganos en general.

Las Aceitunas Partidas y Aliñadas

Continen hasta un 77% en ácido oleico, con un alto contenido en fibra y son fuente de Hierro y Vitamina E.

El Pan

Fuente de energía debido a su alto contenido en hidratos de carbono y entre otras propiedades para la salud, por su cantidad de vitamina E, el pan tiene un gran poder antioxidante, a la vez que por su contenido en vitamina B3 es bueno para el cuidado de la piel, el sistema nervioso y la circulación. También es una buena fuente de calcio y hierro, para combatir la osteoporosis o falta de hierro. Es un alimento con buen sabor y rico en nutrientes, lo que se considera ideal para una dieta equilibrada.

Leche y Derivados

Aportan a nuestro organismo calcio, vitaminas A y D, ayuda a controlar el peso, regula la hipertensión arterial y permiten controlar la concentración de coletesterol en sangre.

Café

Contenedor de cafeína que estimula al sistema nervioso, facilitando la coordinación, mejorando tu estado de ánimo y tu motivación. También incrementa la energía, la resistencia y la rapidez, y disminuye el cansancio. El café también nos ayuda a estar alerta y concentrarte, reduce el dolor de cabeza, evita coágulos sanguíneos, reduce el riesgo de sufrir Parkinson, mejora el asma y las alergias, previene la formación de cálculos, disminuye el riesgo de desarrollar cáncer, previene las caries, disminuye la depresión y reduce el riesgo de desarrollar diabetes.

Jamón Ibérico

Protector Cardiovascular: El 62% de las grasas del cerdo están compuestas por ácidos grasos monoinsaturados y ácido oleico que favorecen la aparición en la sangre de HDI (colesterol bueno) y reducen los niveles de C-LDL (colesterol malo) y fibrinógeno (sustancia relacionada con la coagulación de la sangre). Por eso, el consumo de jamón también evita padecer coagulaciones intravasculares y trombosis. Además, como el contenido de sal del jamón ibérico está totalmente controlado en su proceso de curación, resulta beneficioso para las personas con problemas de hipertensión arterial.

Es Antioxidante: Contiene gran cantidad de vitamina E o Tocoferol, también conocida como la vitamina de la juventud y la belleza por su función antioxidante.

Rico en vitaminas y minerales: Contiene vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro, minerales como hierro, cobre y fósforo, muchas proteínas y otros oligoelementos, que ayudan a combatir estados anémicos, especialmente a las mujeres durante la menstruación, el embarazo y la menopausia, y favorecen el crecimiento y el desarrollo muscular y óseo en los niños y adolescentes.

Bajo en calorías: El jamón ibérico tiene menos calorías que ningún otro embutido, 100 gr. solo aportan 190 calorías. De hecho, es uno de los componentes básicos que debemos integrar en nuestra dieta diaria ya que se ha comprobado que desciende los lípidos en sangre.

Zumo de Naranja

Ricas en betacaroteno y vitamina C, y poseen pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B y E. También contienen calcio, magnesio, fósforo y potasio.
Representan un 88% de agua, 0.75% de proteínas, 0.50% de fibra y 0.25% de grasa, son estomacales, antiespasmódicas y digestivas, refuerzan el sistema inmunitario y actúan como purificador natural de la sangre y sedante del sistema nervioso.

Tomate

Constituye una buena fuente de caroteno y vitamina C y un ingrediente impagable en la cocina, ya que resulta delicioso crudo, con el simple aderezo de sal y aceite de oliva, mezclado con todo tipo de verduras y hortalizas en ensaladas o como base y aderezo de todo tipo de platos.
Son muy ricos en vitaminas y minerales, sobre todo potasio, pero su piel no es recomendable para personas con tendencia a padecer de piedras en el riñón.

Todos estos alimentos que forman el Desayuno Molinero actual, están encuadrados en la dieta mediterránea, una valiosa herencia cultural, que a partir de la simplicidad y la variedad ha dado lugar a una combinación equilibrada y completa de los alimentos, basada en productos frescos, locales y de temporada.